La menopausia

La palabra menopausia se define como el cese permanente de la regla o menstruación. Suele comenzar en torno a los 45-50 años y no se produce de forma repentina si no que se trata de un cambio progresivo. El período que precede la menopausia se conoce como la premenopausia, etapa en la que la producción de hormonas sexuales va disminuyendo paulatinamente. Las reglas se vuelven irregulares, se experimentan ciertos síntomas propios de la ovulación como hinchazón y dolor en los pechos, hinchazón del vientre, insomnio, sofocos, cansancio y una cierta sensación de malestar general.

Síntomas de la menopausia

Los primeros síntomas de la menopausia empiezan a manifestarse cuando la secreción de las hormonas estrógeno y progesterona disminuye de forma natural. Los síntomas más comunes de la menopausia son:

  • Reglas irregulares
  • Sofocos, dolores de cabeza, palpitaciones y sudores
  • Mareos y vértigos
  • Insomnio y otras alteraciones del sueño
  • Dolor durante el coito y sequedad vaginal
  • Cambios emocionales, depresiones transitorias, cambios de estado de ánimo, ansiedad
  • Osteoporosis


Sin embargo, uno de los síntomas que más preocupa a las mujeres son los cambios en la figura. La llegada de la menopausia provoca que la acumulación de la grasa en las caderas y los muslos disminuya, al tiempo que aumente en el abdomen. Además, se produce una repentina tendencia a engordar y un importante incremento en la retención de líquidos.

Recomendaciones dietéticas en la menopausia

La dieta es clave y más lo es un buen control de ella. Las preferencias dietéticas en la menopausia suelen cambiar, y el consumo de grasas y azúcares aumenta. Suele aparecer picoteo debido a la alteración anímica, horarios irregulares, comer poco en ciertas comidas, por ejemplo en la cena, etc. Son cambios que se deben controlar.

Sin embargo, uno de los síntomas que más preocupa a las mujeres son los cambios en la figura. La llegada de la menopausia provoca que la acumulación de la grasa en las caderas y los muslos disminuya, al tiempo que aumente en el abdomen. Además, se produce una repentina tendencia a engordar y un importante incremento en la retención de líquidos.

Las recomendaciones dietéticas que te propone el equipo de dietistas-nutricionistas de Dieta Rubinat van orientadas a:

  • Aumentar los alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales integrales y legumbres). Aportan fibra y ayudan a disminuir el colesterol
  • Asegurar el aporte de calcio y vitamina D para mejorar la salud ósea y evitar la osteoporosis. Aumentar el consumo de lácteos y pescado azul
  • No olvidar los alimentos proteicos. Las carnes que sean magras, sin grasa. Incluir proteína vegetal (legumbres, cereales, frutos secos)
  • Moderar el consumo de alimentos con alto contenido en grasa. Embutidos, carnes grasas, precocinados y bollería
  • Practicar ejercicio físico. El ejercicio reduce la pérdida de músculo, aumenta el gasto calórico, fortalece los huesos y mejora la salud cardiovascular
  • Mejorar el estado anímico y emocional. Realiza actividades que te proporcionen bienestar

Vivir bien la menopausia

Hasta hace poco la menopausia tenía muchas connotaciones negativas. Afortunadamente estas ideas están en declive y la mujer vive la menopausia como una etapa natural.
Más allá de la crisis psicológica de los cincuenta y sus cuestiones existenciales, la menopausia nos recuerda que el organismo envejece. No sirve de nada negarlo. Lo que debes hacer es afrontarlo y tomar las medidas pertinentes para envejecer bien. ¿Cómo? Es un secreto a gritos: ¡cuidándote!
Por un lado hay que controlar la alimentación: comer sano y elaborar una dieta que contenga todo lo necesario para estar fuertes (calcio, vitaminas, proteínas). Por otro lado, es imprescindible realizar actividad física de forma regular, como caminar 30 minutos al día. También puede ser de gran ayuda disminuir las fuentes de estrés y familiarizarse con las técnicas de relajación.

¿Cómo podemos ayudarte en Dieta Rubinat?

  • Confeccionamos una dieta sólo para ti. A tu medida
  • Lograrás adaptar la dieta a tus nuevas necesidades nutricionales
  • Te ayudamos a poner freno a tu peso
  • Te damos consejos útiles para combatir los síntomas de la menopausia
  • ¿Necesitas apoyo? ¡Cuenta con nosotros!

Preguntas frecuentes sobre la menopausia

¿Por qué en la menopausia se tiende a engordar? La menopausia se debe a una reducción de las hormonas femeninas que afecta en todo el organismo. Las repercusiones no son bruscas, sino que aparecen de forma paulatina y con distinta intensidad en cada mujer. Una de estas consecuencias es la reducción del metabolismo, así como una mayor tendencia a la retención de líquidos, factores que pueden conllevar un incremento de peso, si no se realiza una dieta adecuada.

¿Puedo adelgazar con la menopausea? Claro que puedes adelgazar en la menopausia. Adelgazar es posible si tienes en cuenta algunos consejos. En esta etapa puedes experimentar algunos cambios físicos, como aumento de peso, sofocos, malestar... Todos estos síntomas son debido a una reducción de las hormonas femeninas. No te preocupes, las molestias no son eternas.

¿Por qué con la menopausia me apetecen más los dulces? Debido a los cambios hormonales en la menopausia puede variar el sentido del gusto, aumentando la preferencia por el dulce. Esta situación, junto a una reducción en la metabolización de los carbohidratos, puede conducir a un incremento de peso. Recurrir a productos integrales que tienen más fibra y sacian más, reducen la apetencia por el dulce. También los productos light o los sustitutivos de comidas, que tienen sabor dulce, te ayudarán a controlar el deseo y el peso corporal.