Anticelulitis

La celulitis es una acumulación de grasa, justo por debajo de la piel, que cambia la forma del cuerpo, además de dar una apariencia a la piel como de cáscara de naranja. Afecta mayoritariamente a las mujeres, entre el 85% y el 98% de mujeres de todas las razas, y se suele localizar en los muslos o en las nalgas.

Las células grasas, conocidas como adipocitos, se hinchan y aumentan de tamaño al almacenar grasa, sustancias de desecho y líquidos que no se eliminan correctamente. Al aumentar el volumen de los adipocitos, comprimen todo lo que tienen a su alrededor, entorpeciendo la circulación sanguínea y linfática y, por tanto, la eliminación de residuos y toxinas. Con el tiempo, los tejidos se debilitan, pierden firmeza y se vuelven más flácidos. Aparece así la conocida “piel de naranja”, una piel llena de bultos que se perciben a simple vista o al pellizcar la piel.

Las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) son las principales responsables de la aparición de la celulitis, siendo la pubertad, los embarazos y la menopausia los periodos de mayor riesgo. Aunque también hay otros factores que influyen en su aparición tales como la falta de ejercicio, una dieta desequilibrada y problemas circulatorios.

Tipos de celulitis

Hay distintos tipos de celulitis. Frecuentemente encontramos varios de ellos en una misma persona.

  • Celulitis blanda: Como su nombre indica, es blanda al tacto. Se mueve al andar o al cambiar de posición y la piel presenta un aspecto ondulado. Es frecuente en mujeres de entre 30-40 años y aumenta con la edad o al ganar peso. Aparece mayoritariamente en la parte superior de piernas y brazos, y a menudo se acompaña de pequeñas varices. La falta de tonicidad muscular la agrava. La solución es perder peso lentamente y no descuidar la ingesta de proteínas. Es importante hacer ejercicios de resistencia para ganar tono muscular, que mejoran mucho el problema.
  • Celulitis dura: Es más frecuente en mujeres jóvenes, y en zonas como las cartucheras. La piel se ve tersa, granulada como la piel de naranja y no cambia de aspecto al caminar. Se origina en la adolescencia y si no se elimina permanece durante toda la vida. Parece como si la piel estuviera firmemente pegada al músculo. Hay que ponerle freno cuanto antes ya que tiene muy buen pronóstico. Una dieta apropiada, junto con cosmética intensiva y aparatología son la clave para eliminar este tipo de celulitis.
  • Celulitis edematosa: Se debe a un problema de mala circulación agravado por una importante retención de líquidos. Se inicia hacia los 20-30 años y se da principalmente en las piernas. La piel se nota esponjosa, y puede sentirse dolorosa al tacto o al pasar mucho tiempo sentada. Está muy relacionada con la retención de líquidos y problemas circulatorios. Hay que evitar alimentos que favorezcan retención de líquidos (comidas con mucha sal, bebidas con gas, etc.) y tomar infusiones drenantes como la cola de caballo o el té verde. El ginseng, el ruscus o el castaño de Indias también ayudan a reforzar las paredes venosas, y la práctica de ejercicios suaves como hacer bicicleta, andar o nadar contribuyen a mejorar este tipo de celulitis.

Tratamiento de la celulitis

En el mercado hay infinidad de productos “quemagrasas”, suplementos nutricionales o incluso “dietas milagro” que prometen eliminar la grasa localizada en las distintas partes del cuerpo. Ten cuidado porque no existe evidencia científica sobre esto.
Las recomendaciones dietéticas que te propone el equipo de dietistas-nutricionistas de Dieta Rubinat son las siguientes:

  • Prevenir el sobrepeso y la obesidad para evitar la aparición de la celulitis o que ésta empeore.
  • Seguir una dieta rica en antioxidantes. Las frutas y las verduras contienen gran cantidad de antioxidantes.
  • Evitar sustancias tóxicas para el organismo. El alcohol, el tabaco, la cafeína, un exceso de sal en las comidas, etc.
  • Mantener una buena hidratación que facilite la eliminación de sustancias de desecho.
  • Practicar ejercicio físico. Activa la circulación sanguínea y favorece el retorno venoso, a la vez que mejora el tono muscular.
  • Aplicar masajes linfáticos y tratamientos locales con aparatología estética.

¿Cómo podemos ayudarte en Dieta Rubinat?

  • Personalizamos tu dieta según tus gustos y preferencias.
  • Aprenderás a comer de forma sana y equilibrada.
  • Ponemos a tu alcance hasta 300 recetas ricas y sanas.
  • Te ofrecemos consejos nutricionales y estéticos para mejoras la celulitis.
  • Cuenta con nuestro apoyo online.

Preguntas frecuentes

¿Puedo tener celulitis si estoy delgada? Muchas mujeres delgadas tienen celulitis. Aunque no es necesario que tengas exceso de peso para que exista celulitis, tanto el incremento de peso como el sedentarismo agravan el problema. Por tanto, tiene sentido prevenir la obesidad y practicar ejercicio si se quiere evitar que aflore la celulitis o que empeore la ya existente.

¿Puedo confiar en los productos quemagrasas que encuentro por internet? No. Todos esos productos se presentan como la solución perfecta para combatir la celulitis. Prometen resultados en poco tiempo y sin apenas esfuerzo, No tan solo no es cierto lo que prometen sino que este tipo de productos pueden llegar a ser nocivos para la salud.

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para combatir la celulitis? Una dieta adecuada y un programa de ejercicio físico es suficiente para mantener la celulitis a raya. De todas formas, si ya está en un estado avanzado se puede combinar con técnicas médico-estéticas: masajes linfáticos, presoterapia, radiofrecuencia, electroestimulación, mesoterapia, cavitación, etc.